Metáforas conceptuales

  • Imprimir

En estos días he estado leyendo el clásico Metaphors we live by, de Lakoff y Johnson, publicado en 1980 y reimpreso con un epílogo en 2003.  Este libro introdujo la noción de ‘metáfora conceptual’, que hoy día sigue sacudiendo la manera en que pensamos sobre el pensamiento y el lenguaje. 

Normalmente entendemos por “metáfora” el uso de una palabra con un sentido distinto del que tiene en propiedad, en virtud de una comparación implícita, por ejemplo: “las perlas de tu boca”, “el ocaso de la vida”, “la llama de nuestro amor”.  Aquí la palabra “perlas” asume el valor de ‘dientes’, “ocaso” el de ‘vejez’ y “llama” el de ‘pasión’.

También pensamos en las metáforas como una cuestión “de palabras”, que ocurre solo en el lenguaje artístico o poético, y sin la cual podemos vivir perfectamente bien.  Pues bien, Lakoff y Johnson encontraron que las metáforas están omnipresentes en nuestra vida cotidiana, no solo en el lenguaje sino también en el pensamiento y la acción.  Esto se debe –argumentan– a que nuestro sistema conceptual, o sea, la manera en que pensamos, es de naturaleza metafórica.  

Una metáfora conceptual es EL TIEMPO ES DINERO.  Ese concepto básico sobre el tiempo se traduce en el lenguaje en expresiones metafóricas como “Esto te ahorrará horas”, “Tienes que presupuestar mejor el tiempo”, “Invertí muchas horas en el proyecto”, “Gracias por el tiempo que me donaste”. 

Esta metáfora conceptual es reflejo de nuestra cultura, en la que el tiempo es un bien valioso y se paga con dinero.  Al concebir el tiempo así, lo experimentamos y hablamos de él del mismo modo: el tiempo se puede aprovechar o desperdiciar, invertir, organizar o ahorrar.

Otra metáforma conceptual, basada en orientación espacial, es que ARRIBA ES POSITIVO, ABAJO ES NEGATIVO.  Esta metáfora puede aplicar a la felicidad, la salud, el control, el estatus social, etc.  Por ejemplo, FELIZ ES ARRIBA: “Está volando”, “Levanta el ánimo”, “Desde que gané el premio, estoy en las nubes”, y TRISTE ES ABAJO: “Estoy deprimido”, “Cayó en depresión”, “Tiene los ánimos por el piso”. 

Otra es ESTATUS POSITIVO ES ARRIBA, ESTATUS NEGATIVO ES ABAJO: “Está en la cima”, “Ese fue el punto alto de su carrera”, “Ha caído bien bajo”, “Arriba los de abajo”, “Ha subido hasta el tope”.

Entre las metáforas conceptuales, destaca la variada colección de metáforas sobre el amor: El amor es una fuerza física (se habla de “electricidad”, “magnetismo”, “ambiente cargado”, “gravitar el uno hacia el otro”), El amor es una locura (“Estoy loco por él”, “Me trastorna”), El amor es magia (“Me hechizó”, “Me embruja”, “La magia se fue”), El amor es un paciente (“Esa relación está enferma”, “saludable”, “sanando”) o El amor es guerra (“la conquistó”, “ella luchó por él”, “sucumbió a sus avances”).  

Lakoff y Johnson plantean que las metáforas conceptuales tienen repercusiones en la vida misma, pues condicionan la manera en que entendemos el mundo y, por lo tanto, cómo actuamos en él.  Por ejemplo, la visión metafórica que se tenga de un matrimonio puede significar su triunfo o fracaso.  Sin una parte lo ve como ‘un viaje conjunto’ o ‘una sociedad de colaboración’, y la otra lo ve como ‘un remanso de paz’, las responsabilidades que cada uno asuma pueden entrar en conflicto. 

El grupo de Lingüística Cognitiva de la Universidad de Berkeley, donde enseña George Lakoff, explora cómo las matáforas conceptuales se manifiestan en la política, la literatura y otros ámbitos.  Tienen una página web (noten la metáfora de la “página”) donde presentan las metáforas conceptuales que han ido identificando.  Desafortunadamente la página está “abajo” (metáfora de ABAJO-NEGATIVO) y no las pude cotejar, pero creo que alcanzan los cientos.

Finalizado preguntando: ¿con qué metáforas vamos a concebir este año nuevo 2010?  ¿Lo veremos como algo que da miedo o como una gran aventura?  Para usar una metáfora de orientación espacial, ¿iremos hacia ATRÁS, nos quedaremos ESTANCADOS, o nos moveremos hacia ADELANTE, ágilmente?  

(Publicado en El Nuevo Día el 17 de enero de 2010)