¿Antes que nada o antes que todo?

  • Imprimir

Muchos se preguntan, no solo en Puerto Rico, si se dice “antes que nada” o “antes que todo”.  Su reflexión es la siguiente: “si quiero decir algo antes que todo lo demás, entonces ese todo es todo y no puede ser nada”.  En otras palabras, ¿desde cuándo “nada” es “todo”?  El planteamiento es perfectamente lógico, pero olvida algo fundamental: la lengua no es lógica, especialmente cuando de cuantificadores se trata.

Los cuantificadores son palabras como “todo”, “nada”, “alguno”, “ninguno”, “alguien”, “nadie”, entre muchas otras.  Los adverbios “siempre”, “nunca” y “jamás” comparten con ellos algunas características.  Lo más curioso de estas palabras es que pueden significar lo que pensamos que significan, pero a veces también lo contrario.           

Consideren la frase: “antes de que llegue nadie, tengo que terminar esto”.  ¿Qué significa “nadie” aquí: ‘nadie’ o ‘alguien’?  En la frase “estoy leyendo más que nunca”, ¿“nunca” quiere decir ‘nunca’ o quiere decir ‘antes’?        

Otros ejemplo es: “no hay solución alguna para este problema”.  ¿Qué quiere decir aquí “alguna”: ‘alguna’ o ‘ninguna’?  Y en “es el hombre más guapo que yo haya visto jamás”, ¿“jamás” es ‘jamás’ o es ‘en toda mi vida’?         

¿Qué está pasando?  Antes que nada, sepan que la Nueva Gramática le dedica más de 100 fascinantes páginas -que les recomiendo que lean- a este tema, así que yo, en mis 400 palabras, haré lo que pueda.

En resumen, estas palabras son muy susceptibles a los contextos, especialmente los contextos de negación.  En ellos su significado puede cambiar a lo opuesto.  Por ejemplo, “no vengas sin traer nada”.  Aquí “nada” equivale a “algo”.  “Alguno”, por su parte, significa ‘ninguno’ si ocurre en después de un nombre en contexto de negación: “no necesito consuelo alguno”.  Hay otras negaciones más sutiles, como la preposición “sin” (“me voy sin ver a nadie”), la pregunta retórica (“¿Cómo iba a decirle nada”?) y ciertas comparaciones , por ejemplo, “lo prefiero a él antes que a ninguno” o “antes que nada”...

Ya ven, en “antes que nada” (o “antes DE nada”), “nada” significa ‘todo’ o ‘cualquier cosa’.  Se trata, además, de una frase fija, que se registra así en los diccionarios.  Pero si le gusta más “todo”, le recomiendo “ante todo”, que también es frase fija. 

Espero, más que nada, haber aclarado todo. 

(Publicado en El Nuevo Día el 31 de julio de 2011)