El SICELE

  • Imprimir

sicele-foto-editLa enseñanza del español como lengua extranjera (ELE) es una actividad de gran valor económico.  Según el Instituto Cervantes, hay unos 14 millones de estudiantes de ELE alrededor del mundo.  Esa institución afirma que en 2007 España recibió 237,000 estudiantes internacionales, quienes dejaron 176.5 millones de euros en clases de español nada más.  En total, el “turismo idiomático” aportó 462.5 millones de euros a la economía española ese año.  Nada mejor para asimilar la clase de ELE que unas tapas de jamón serrano y queso manchego y unas copitas de vino en el bar de la esquina, ¿no?

La gran demanda internacional por aprender español responde tanto a razones culturales como a objetivos comerciales y laborales.  No se puede obviar el creciente poder adquisitivo de los casi 500 millones de hispanohablantes.  Como consecuencia, muchísimas ciudades en todo el globo tienen escuelas de ELE.  Naturalmente, los países de habla hispana tienen sus escuelas también, porque resulta atractivo –y probablemente más eficaz– aprender una lengua en su contexto cultural.  En Puerto Rico debemos añadir esa oferta a nuestra actividad económica...  Esa es otra columna, pero pongámoslo en agenda.

Hoy hablamos del SICELE (Sistema Internacional de Certificación del Español como Lengua Extranjera).  El SICELE celebra su próximo congreso internacional en Puerto Rico del 9 al 11 de mayo.  Esta institución agrupa, junto al Instituto Cervantes, a más de 100 instituciones –principalmente universidades– en 15 países hispanohablantes.  Entre ellas están la UPR, la USC y la Universidad Interamericana de PR.

El SICELE nace en 2004, cuando se comienza a discutir la necesidad de contar con un sistema compartido de certificación para las escuelas de ELE.  El objetivo es establecer criterios consensuados para evaluar la enseñanza del ELE en las escuelas internacionales.  Cualquier esfuerzo de regulación lingüística suscita una pregunta fundamental: ¿qué español es el que se va a enseñar?  El SICELE entiende el español como el conjunto de todas sus variedades en igualdad de condiciones y sin jerarquía lingüística, por lo que defiende el contenido dialectal en la enseñanza.  Pone énfasis también en adecuar la enseñanza a los usos lingüísticos relevantes a las poblaciones de estudiantes.

El congreso de Puerto Rico tiene como tema “Investigación e innovación en la evaluación y divulgación del español como lengua extranjera en el siglo XXI”.  Habrá más de 100 ponentes internacionales, y seis plenarias interesantes.  Más información en: ciselepr2012.org.

(Publicado en El Nuevo Día el 29 de abril de 2012)